martes, 18 de noviembre de 2014

A pesar del gran partido, se pierde por errores defensivos

“Normalmente Nacional no comete los errores individuales que cometió ayer”, confesó en la rueda de prensa el DT Osorio tras ser derrotado 3-2 ante el Santa Fe, rival directo para las aspiraciones de llegar a una nueva final en la Liga Postobón
El Profe Osorio es conciente de que “la elección del grupo influyó en que nos anotaran varios goles”. Y se lamentó diciendo que “es una tarea ardua, titánica, más aún sin tener a Mejía y Bocanegra”.

No era un partido perdible, pero tampoco era fácil para Nacional, por lo que sus jugadores debían estar concentrados y con los cinco sentidos bien puestos durante este decisivo compromiso, cosa que no sucedió pues lo hechos defensivos así lo evidencian.

Cerca de 32.000 hinchas fueron testigos de la entrega de ambos equipos y de un bonito espectáculo entre los favoritos a llegar a la final por el cuadrangular A.

A las dos escuadras se les notó fútbol y dinámica pero también fallas en la defensa, especialmente en el onceno antioqueño.

Empezando el compromiso, el cuadro antioqueño dio muestras de esa desconcentración al facilitar dos acciones peligrosas en su arco, una de las cuales terminó con el tanto de Juan Daniel Roa, en una jugada en la que Bernal perdió el esférico mientras intentaba pasar a campo rival, y en defensa la reacción no fue oportuna para contener el remate del hombre de Santa Fe. La otra fue en una mala entrega de Armani en salida, que no pudo capitalizar Ómar Pérez ni Jéfferson Cuero.

El cuadro verdolaga supo reponerse y pasar a dominar el partido, los bogotanos otorgaron ventajas por el costado derecho, por donde Orlando Berrío fue punzante y gestó el empate 1-1, con un buen centro para Copete, quien a un metro del arco cabeceó sin marca alguna, anotándole de esta forma a su antiguo club.

Luego vino el error más feo de la noche, el cual no puede permitirse en un equipo con el trabajo que tiene Nacional. Miller Mosquera no evacua un balón de riesgo en el área esperando la salida de Armani quien nunca recibió un gesto que le indicara esto... el resultado, un gol para el olvido en la zaga verdolaga.

Un remate potente cruzado dentro del área de Luis Páez terminado en gol, trataban de hacer menos evidentes las falencias de los paisas, porque el punto con el 2-2 transitorio los ponía otra vez al frente de su llave.

La hinchada verdolaga hasta se alcanzó a ilusionar con algún logro en El Campín por el juego rápido por las bandas y las constantes llegadas a predios de Róbinson Zapata. Pero era el día de las fallas. Por tratar de recuperar una pelota Wílder Guisao se la sirvió a Ómar Pérez, quien se la puso a Luis Carlos Arias para que venciera a Armani, a los 69 minutos, aprovechando así todas las ventajas que le permitió en la zaga para quedarse con los tres puntos en el comienzo de los cuadrangulares A de las semifinales de la Liga.-2

Nacional llevaba 33 juegos, en todas las competencias (17 de Liga + 8 Suramericana + 8 Copa Postobon), sin recibir 3 goles y llega a 10 derrotas en el semestre. Ha perdido 3 de sus últimos 4 juegos como visitante en Liga; aunque esto apenas comienza.