viernes, 16 de mayo de 2014

Adiós al sueño de Copa, ahora a levantarnos y seguir por la 14

Foto: AFP
#YoCreoEnNacional fue el clamor de toda la hinchada durante toda esta semana. La remontada se veía posible, la motivación estaba a tope pero algo falló. El verde no jugo su mejor partido de Copa y no logró decifrar el cerrojo Uruguayo. Un sueño que se aplaza un año más.

Defensor Sporting dejó la serie 3-0. Nacional no pudo marcarle ningún gol y las oportunidades fueron mínimas. Tres errores en defensa, tres contragolpes letales y Nacional quedó por fuera en dos juegos ante el rival que, en el papel, se veía más cómodo despues de haber superado el grupo de la muerte y haber dejado en el camino al campeón Mineiro.

Con Sherman Cárdenas muy solo en la creación y Jéfferson Duque recibiendo siempre de espaldas, los ataques del verde fueron estériles para el equipo violeta que se dedicó a esperar, después unos primeros diez minutos muy intensos.

Sin embargo, Nacional tuvo la oportunidad de irse en ventaja a los 17 minutos por intermedio deValoy, que desperdició la ocasión con un disparo a las nubes.

Ni Juan Pablo Ángel, ni Uribe, ni Páez, los tres jugadores que metió Osorio para el segundo tiempo, inquietaron la muralla charrúa que despejó una y otra vez los pocos buenos centros de Nacional.

Ahora, a aprender de estos errores, a ver que no solo de pelotazos y centros vamos a ganar partidos. A saber enfrentar a equipos que defienden con 10. Esa es la enseñanza que le queda al Profe Osorio que espera pasar este trago amargo, levantando en pocos días una nueva Liga Colombiana y bordando la estrella 14 en el pecho de todo hincha verdolaga.